Valor calórico y Nutritivo

El valor calórico de la cerveza se debe a su contenido en alcohol (7 kcal/g) y a su extracto seco residual (4 kcal/g).

Un vaso de cerveza aporta al día 115 kcal, un 5 % de las necesidades energéticas diarias de un hombre normal y un 6 % en el caso de la mujer.

La cerveza también puede ser considerada como una fuente dietética de silicio, un elemento esencial al participar en los procesos de calcificación y, posiblemente en el tejido conectivo. La cerveza contiene aproximadamente 36 mg/l de silicio biodisponible, por lo que la ingesta de un litro de cerveza debe cubrir sobradamente los requerimientos diarios de este elemento-traza.

Al ser la cerveza un producto natural, aporta mayor diversidad de ingredientes que las bebidas refrescantes, destacando su aportación de vitaminas del grupo B y de algunas sustancias minerales. Aunque también contiene una amplia gama de componentes nitrogenados su valor biológico es escaso. Desde un punto de vista exclusivamente nutricional, la cerveza aporta fundamentalmente alcohol e hidratos de carbono y vitaminas del grupo B, mientras que las bebidas refrescantes no suelen contener alcohol y la mayoría llevan azúcares sencillos (glucosa, fructuosa, sacarosa), y si contienen vitaminas añadidas la mas utilizada es la vitamina C, por su bajo precio y su poder antioxidante.

Tag Consulting